Posteado por: ideser | abril 24, 2009

LOS ROLES QUE LOS PADRES LES ASIGNAN A LOS HIJOS

padre_e_hijo11.jpg

PEQUEÑA INTRODUCCIÓN:

Cada miembro de la pareja se lleva al matrimonio un ramillete de ilusiones y fantasías, que tienen que ver con el matrimonio, con cada uno de sus hijos y por supuesto con la pareja.

Cada padre y cada madre, tienen una serie de sueños y fantasías que muchas de ellas son inconscientes, que ni ellos mismos se imaginaban que traían respecto de las diferentes áreas que van a compartir en pareja.

Algunas fantasías van a tener que ver con respecto a lo que aprendieron en su casa materna, tanto en la forma como en el fondo. Tienen que ver con los modelos o patrones de conducta que sus padres les enseñaron, y ellos aprendieron, lo cual  consideran que esto mismo es lo bueno y lo mejor, por tanto, es lo que aplicaran al pasar la puerta de solteros a casados casi en forma automática y mágica aparecerán esos patrones conductuales, todo ese libreto que fueron escribiendo los hijos durante su estancia en el hogar conyugal.

Veamos que es lo que imaginaron, les enseñaron y que fue lo que aprendieron estos cónyuges con respecto a la educación de sus hijos.

El hijo mayor:
Casi todos los padres han aprendido que los hijos mayores substituyen al padre cuando este falla, falta o se aleja, así que por tradición el rol masculino del mayor, tiene que ver con responsabilidad, es decir, consideran que van a sustituir a la figura de autoridad, que es el responsable de la conducta de los hijos y también va a ser proveedor del hogar.

A algunos hijos desde muy pequeños se los dicen, “ahí te encargo a tu madre”, “tu tienes que cuidar a tus hijos”, etc. Así que el hijo va entendiendo que el tiene que ser un “padre chiquito”, va a ser “el hombre chiquito de la casa”; “un padre”, cuando aun requiere de su padre, a los 6, 7 o 12 años, aun requiere de la orientación y apoyo de su padre y ya tiene que hacerse cargo de los hijos y hasta de su propia madre y no pocas veces hasta del mismo padre, que ha regresado ya grande, cansado, sin trabajar, ya enfermo y anciano.

En consulta privada nos hemos encontrado a hermanos mayores que tienen 40 o 45 año, y aun tienen conviviendo en su hogar conyugal a uno o a varios de los hermanos, como si fuera casa de huéspedes. Algunos de estos hermanos aun están estudiando, otros están trabajando, pero para colmo no aportan nada de dinero, no avisan cuando van a llegar tarde, les da de comer la cuñada cuando se aparece y en general, no es muy buena la comunicación.

Algunos hermanos mayores piensan que debiera de tratar su esposa mejor a sus hermanos, es mas, piensan mas en divorciarse y llevarse a su/s hermano/s que en lugar de pedirles a sus hermanos que se valgan por si mismos, ya a los 25 o 30 años. En fin, el hermano mayor lleva grabados muy fuertes estos mandatos de tener que seguir cuidando y preocupándose por todos los hermanos y hasta de resolverles toda su vida, aunque la vida de ellos, se complique aun mas.

     En caso de la hermana- mujer (mayor), es muy probable que la hagan responsable, desde más corta edad (con respecto al hermano mayor de otras familias). Ahí la hacen que juegue el rol de mamá chiquita, es la que les hace de comer la que los viste, la que los recibe de la escuela, a veces la que los lleva o los trae, ya sea porque la madre tiene que trabajar desde muy temprano o porque la madre esta muy enferma, y el padre nunca estuvo.

Esta hija mayor tiene que substituir en las actividades maternas a su madre, por tanto tiene que adaptarse desde los 5 o 6 años y hacen la comida, a veces faltan a la escuela, otras inician su primaria ya mayor, o tienen que superarse con mucho esfuerzo, desde muy abajo. A diferencia del hijo mayor, que  en ocasiones cuando existe el padre, se lo llevan a trabajar a la labor, a la tienda, a la panadería, al taller, en fin, en aquel lugar  donde el padre trabajaba, ayudaba o era el dueño. En otras ocasiones se lo llevan para que trabaje con el amigo que tiene algún negocio.

En general los hijos mayores los han trabajado o sobre-trabajado y explotado y cuando alguna vez faltaron a sus deberes (o roles asignados a fuerzas), les fue “como en feria” es decir, les dieron una buena golpiza sobre todo esos padres que vienen de culturas rurales, del campo y se trasladan a la ciudad, porque ahí donde vivían no había ni en que trabajar ni que comer.

Los hijos mayores, en general nos los vamos a encontrar con ciertas características.

1.    Son demasiado responsables, tiende a asumir responsabilidades de sus hermanos, y de sus padres, aun y cuando estos podrían ser autosuficientes, aun les siguen la huella para ver que les hace falta.

2.    Son demasiado preocupones; aun y cuando los hermanos, ya tienen hecho sus hogares conyugales, o cuando han decidido no casarse, y ya tienen sus 30 o 35 años, estos hermanos mayores, siguen queriendo que sus hermanos, estén bien casados, aunque a estos no les interese.

3.    Piensan que todos deberían casarse; para entonces poder hacer mejor su vida. Es una consigna de sus padres que traen grabados en si mismos.

4.    Tienden a ser obsesivos-compulsivos; tienden a repetir rituales de limpieza y acciones repetitivas que les de seguridad porque si no tienen resueltos los asuntos de sus hermanos  como sus padres les asignaron, entonces se sienten demasiado culpables, de tal forma que somatizan, convierten un conflicto psicológico en un trastorno físico o de conducta.

5.    Generalmente son los que mas se superan en lo laboral, en lo académico y hasta en lo familiar, como que tienen que poner el ejemplo de cómo se debe vivir, así que hacen un súper gran esfuerzo, para estudiar y trabajar y aun después de que todos o algunos se casen, ellos mismos hacerlo.

6.     Generalmente estos hijos mayores piensan y se preocupan desde la infancia, toda su adolescencia y ya en la juventud, en todo lo que se refiere a su familia materna, y si se llegan a casar, no solo se preocupan sino se ocupan tanto o mas que en su hogar conyugal. Ahora ya de casado, ayuda económicamente a sus hermanos y a sus padres, en ocasiones supeditando algunas necesidades o lujos de su hogar conyugal. Por supuesto que esto le puede acarrear grandes sentimientos de culpa y hasta conflictos con su propia esposa. El siempre traerá a cuestas estas responsabilidades o estas preocupaciones, con ganas de ayudar a todos, como si fueran de su área personal.

El hermano segundo:

No debemos olvidar que este hijo desbanca al primogénito de su trono, así que los padres quitan un poco la mirada del primero, (sabiendo que ya tiene un rol y asignadas ciertas responsabilidades) ahora se apegan a “la novedad” del segundo, y empiezan a “colgarle otros atributos o características de personalidad, en base a esas expectativas inconscientes de cada uno de los padres.

Los padres ahora son diferentes con respecto a su edad, y también respecto ala educación del segundo. Ahora aflojan, mientras que con el primero fueron estrictos y rígidos. Ahora con el primero desde chiquito le dicen “déjalo es niño”, “déjalo que juegue y disfrute”, etc. Le dan permiso para que juegue más aunque el primero este haciendo la tarea o algún otro trabajo domestico. Por supuesto que puede acarrearse cierta rivalidad fraterna. Entre mas va creciendo, mas libertades. Luego cuando le piden que ayude en la casa, se “hace el sordo” o de plano se rebela abiertamente. Si quiere salir a jugar a la calle, al parque, lo dejan y si no se toma el permiso. Tiende a socializar mucho más que el primero.

Los padres van aflojando por cansancio, pero también por que van teniendo otras expectativas en este hijo. Podrías decir en general para cada hijo existen diferentes padres, precisamente por que los padres van avanzando en edad, por que también van cumpliendo ciertas expectativas inconcientemente en cada hijo. Cada hijo tiene los mismos padres biológicos, pero psicológicamente tienen un padre y una madre distintos. Aunque debieran cambiar para bien, no siempre es así, simplemente van cambiando por el paso de los años y por algunas experiencias, no tanto por que saben que deben de cambiar para tratar a los hijos en forma adecuada a su edad, y de acuerdo a su experiencia y sabiduría.

Total este hijo segundo podríamos asegurar que tiene otras características totalmente distintas al hermano mayor:

1)    Tiende a ser más despendido de la familia, aunque todos tienen un lazo muy especial con el hermano mayor, y hay un cierto respeto, sale más del núcleo familiar, ya que los mismos padres le fueron dando ese permiso.
2)    Socializa mucho mas que el hermano mayor, mientras que este último casi no tiene amigos, el segundo es más pachanguero y mucho más amiguero.
3)    Es más rebeldon, aunque de niño pudo hacer algunas actividades propias del hogar, poco a poco se va retirando para hacer lo que más le gusta y más le interesa.

4)    No siempre responde a la libertad y al cariño que le ofrecieron sus padres. Como si hubiera una complicidad inconsciente entre los padres y este hijo. Los padres ya se han dado cuenta que este hijo va hacer otras cosas en la vida, y lo van dejando aunque el hermano mayor les llega a reprochar el porque de esa libertad. Ahora los padres empiezan a experimentar otro tipo de relación con este hijo. Siempre esperaran mas cariño o mas demostraciones de otro tipo psicológico, muchas de las veces ni ellos mismos saben.
5)    Algunas veces queda desorientado, ya que no siempre sabe con exactitud que es lo que quieren de él, por tanto él mismo no sabe que quiere de la vida, puede ser que por algún tiempo ande “vagabundeando”, “como que hace y no hace”, como que estudia y no estudia, como que trabaja y no trabaja. Se sale sin permiso o se escapa, y algunas otras veces pide permiso, solo para despistarle, ya que las reclamaciones del hermano mayor son muchas.
6)    Tiende a hacer lo que se le antoja, aunque en muchas ocasiones aparenta seguridad, en otras realmente tiende a ser más tímido en sus acciones, no hay seguridad hacia donde esta dirigiendo su conducta. No muestra la energía y la firme decisión y convicción que el hermano mayor.
7)    Evita al máximo los compromisos, por esto mismo no se compromete a estudiar en firme hasta terminar un oficio o una carrera. Si trabaja, cambia frecuentemente de oficio, lo mismo sucede con las novias, puede tener varias o muchas, pero con ninguna se compromete como para hacer un proyecto de vida en común. Puede ser que lo llegue a lograr pero ya en edad muy adulta.

El ultimo hijo:
Nuevamente este hijo se enfrenta a nuevas expectativas de sus padres, por tanto son otros padres. Probablemente habrá otros hijos mas entre el segundo y el ultimo, así que, los padres ya están bastante adultos y tal vez algo cansados, ahora ellos toman este ultimo hijo como el que recibirá, o será el depositario de todos los privilegios que los otros hijos no tuvieron.

Desde niño se les disculpa toda travesura, mordisco, aventón en la casa, en la calle o en el jardín de niños. Poco a poco se le va dando permiso para que este niño pueda maltratar y hasta destruir todo lo que se le antoje desde muy corta edad.

En fin, se le consiente de más, se le da permiso de todo, y poco o nada se le llama la atención. También se le acaricia y se le apapacha de más lo que hará de cierto modo una personalidad muy especial.

Desde pequeño le dicen los otros hijos a sus padres, “ahí tienes otra vez a tu consentido, haciendo tal o cual cosa”. “Si, pues es tu consentido”, en fin, por diferentes razones este hijo llega a este lugar aparentemente de privilegios pero llega un punto donde después de alcanzar la adolescencia, esperaban algo mas y resulta que no lo dio, entonces empiezan las decepciones y además se lo dicen: “y tanto que esperábamos de ti”, “mira tu con que nos pagas”, precisamente porque es el que ya le toco los equipos mas modernos, los juguetes de punta, tal vez hasta carro y todo se lo brindaban sin pedir nada a cambio.

El hijo más chico, o el más consentido, se acostumbra a que tener derecho a todo a cambio de nada, y por supuesto que también exige y hace sus berrinches que por supuesto los padres no esperaban que tendrían un hijo con estas características. Los mismos padres se encargaron de hacer “un pequeño mounstrito” que todo se come, todo se acaba y hasta a sus mismos padres.

Algunas características de personalidad de estos hijos podríamos catalogarlas de esta manera:

1)    Son demasiado volubles, es decir, todo quieren y todo lo dejan con la misma facilidad con que llegan los juguetes y los privilegios, así que los desprecian.
2)    Tienden a ser caprichudos o berrinchudos, como que no están acostumbrados a que se les niegue nada, entonces piden y exigen a su muy particular manera.
3)    Tienden a la dependencia emocional, es decir, como todo le dan, todo le proporcionan, no le educan para que se esfuerce y lo logre por si mismo, sino que espera que la familia (los padres principalmente), se los den y ahí se quedan pegados a ellos.
4)    Al principio desean complacer a sus padres por el cariño que les tiene, tratan de realizar algún oficio y alguna profesión, si los padres son firmes y condicionan lo que le dan, puede que terminen algún oficio y otros con cualquier trabajo se conforman; se quedan muy cortos en su motivación. Como los mismos padres no pusieron metas altas, no le dijeron lo que esperaban de el, entonces, llegan a muy corta altura en la escala social-laboral.
5)    No se comprometen en pareja tan fácilmente, precisamente por que esto también implica despegarse emocionalmente de la familia que es la que le ha proporcionado todo lo que tiene y al comprometerse con la pareja, le costara mucho mas esfuerzo realizar todas las tareas que de esta relación se deriven.

Algún hijo puede ser sobreprotegido
Puede recaer también en cualquier hijo o en el primero o en el último al que le tengan que sobreproteger. Esta actitud de los padres corresponde a algún evento muy particular que tuvieron cuando iba a nacer este hijo sobreprotegido.

Algunas características de la sobreprotección, consiste en que el hijo no se debe de molestar en nada, se le viste, se le baña y le cambia, aunque tenga nueve, diez o mas años, se le ayuda en las tareas, se le dice “mi bebe” aunque ya este en la pubertad o adolescencia. No le dejan hacer nada, no solo no le piden que coopere en casa, sino que se lo evitan, le quitan la carga, ni que lave el coche, ni que se haga un licuado, porque si lo hace deja un batidero, mejor el papá o la mamá se lo hacen, en fin, que los hijos sobreprotegidos, son unas “joyas muy preciadas” por sus padres, precisamente por que algo grabe pasó en su espera, embarazo o parto, (se tardaron años en encargarlo, estuvieron a punto o perderlo o nació prematuro o asfixiándose) así que no solo todo le toleran sino que todo le hacen. Convirtiéndolos totalmente en unos inútiles.

Algunas causas de la sobreprotección:
1)    Fue muy esperado este hijo y tardaron cinco o mas años para que la madre pudiera embarazarse, por tanto este hijo se vuelve un producto muy preciado y precioso (Tema tratado en el siguiente libro: “Padres v/s Hijos” Edit. Trillas del mismo autor, México, 2009)
2)    Tiende a inutilizarse para hacer cualquier manualidad, como nunca le dejaron hacer nada, ni lo motivaron a que lo intentara, entonces se convierte en una personalidad con ninguna habilidad manual, o excepcionalmente puede ser algún dibujante o pintor, por no permitirle hacer cualquier otra actividad normal.
3)    Puede  perder el rumbo de identidad. Como se le trato como un objeto, es muy fácil que se sienta objeto, y por tanto pierda el sentido de la vida como persona.
4)    No tuvo una identificación sexual (o de genero) en forma adecuada. No se le permitió jugar los juegos propios de su edad y de su sexo, porque no fuera a pasarle algo, porque no se fuera a ensuciar, en fin, por una o por otra razón, se quedo sin vivir una infancia común y corriente, normal y feliz.
5)    No fue respetado en sus gustos e intereses, por tanto, es muy fácil que tenga accesos de rebeldía, de coraje, pero de ahí no pasa.

TODO ESTO CONFORMA UNA
PERSONALIDAD ESPECÍFICA

Recomendaciones Generales.

Como hemos visto anteriormente, cada una de las actitudes y conductas de los padres, van formando una personalidad muy especial y especifica, no solo de acuerdo a la posición de los hijos en la constelación familiar, si no también ciertas situaciones propias de cada hijo y de cada familia.

Recomendamos que todos los padres tengan:
1)    Las mismas reglas para todos los hijos. No hagan distinciones de ningún tipo, aunque les resulte difícil, por favor que no sean tan evidentes, a los ojos de los demás.
2)    Tener las mismas expectativas de superación para cada hijo. Que todos tengan un oficio o una profesión, según les alcance sus posibilidades, pero procurar dar lo mismo.
3)    Dejar que cada hijo desarrolle una vocación y sus propias habilidades, dándoles permiso para explorar su mundo desde pequeños (se recomienda el libro “Autoestima Infantil Y Juvenil” Edit Trillas, México, 2009, del mismo autor)
4)    Imponer las mismas consecuencias o castigos. (eliminación de privilegios), para todos los que no cumplan con las tareas propuestas en familia, tanto para la cooperación en casa como con respecto a las tareas propias de la escuela.
5)    No permitir hacer las cosas con tanta facilidad o con trampas. Todo tiene que costar esfuerzo, hay que privilegiar el esfuerzo personal y la colaboración familiar, pero para todos, no solo una responsabilidad para uno, sino todas las responsabilidades para todos los miembros de la familia.

6)    Aceptar, respetar y aumentar la autoestima de cada uno de los hijos, pensando que cada uno es diferente, único y especial y que cada hijo es diferente como cada uno de los dedos de las manos. Motivar a cada uno a que desarrolle sus propias habilidades y capacidades y no la que los padres esperan tener en sus hijos.
7)    No ceder la autoridad a ninguno de los hijos; algunos los respetaran, otros la combatirán y otros muchos crearán discordias y envidias entre los hermanos. La autoridad ayuda y el autoritarismo estorba. La autoridad la tienen que ejercer los padres y con racionalidad, no con irracionalidad, como es el autoritarismo.

Psicologo y
Psicoterapeuta
Victor Ramirez Mota
Clinica Monterrey ,S.A.
Tel: (81)83-43-20-50 Ext. 116
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: